Meditación & Mindfulness

 

¿QUÉ ES LA MEDITACION?

 

 

“Meditar no es solo sentarse a estar en paz, sino que es entrenar la capacidad de estar en paz con lo-que-es, incluso cuando lo-que-es no es pacífico”

En sí misma es nuestro estado natural de SER, de presencia, de conciencia. 

MEDITACION: tiene su origen en la Meditación Vipassana. Es de las más antigua. Esta palabra proveniente del Budismo y significa “ver la realidad de las cosas o “ver las cosas tal como son”. Su finalidad es tomar una actitud consciente en el momento presente, sin prejuicios que perturben los pensamientos, aceptar las cosas tal cual ocurren, erradicar las impurezas mentales y llegar a una liberación total junto con el fin del sufrimiento un entrenamiento para la mente y el corazón que nos lleva una mayor libertad mental y emocional.

Meditar nos permite ir aquietando la mente para convertimos en un OBSERVADOR de lo que sucede, que no se involucra, no juzga, se mantiene neutral, sin identificarse con nada. Cultivamos el estado del SER o la conciencia
que se observa a si misma, observa lo que piensa, lo que siente, lo que escucha y el silencio entre cada pensamiento. Este silencio nos permite cambiar el foco (lo que estamos pensando).

En occidente se la fue adaptando a prácticas que ayudan a mejorar la salud en todo sentido.

Los beneficios de la meditación son muchos, algunos de ellos son: 

  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Ayuda a tener más equilibrio emocional.
  • Aumenta el foco y la concentración.
  • Aumenta la creatividad.
  • Reduce la presión arterial.
  • Conduce a un nivel más profundo de relajación.
  • Reduce la ansiedad. 
  • Brinda claridad mental y serenidad.
  • Disminuye la tensión muscular y los dolores de cabeza.
  • Aumenta la confianza en uno mismo.
  • Aumenta la producción de serotonina, que influye en el humor y el comportamiento. Los niveles bajos de serotonina se asocian con la depresión, la obesidad, el insomnio y los dolores de cabeza

 

¿QUÉ ES EL MINDFULNESS?

 

¿Te pasa que no te conectás con lo que estás haciendo en el momento presente?

El mindfulness nos ayuda a entrenar la atención para aumentar la habilidad de estar presentes en el aquí y ahora.

 

Es una invitación a salir del modo mental automático que nos genera malestar; cultivando la capacidad de observar el funcionamiento natural de la mente, para relacionarnos diferente con nuestros pensamientos, emociones y conductas, y alcanzar un mayor nivel de bienestar con uno mismo y con los demás.

 

 

Con Mindfulness, de a poco vamos deteniendo el funcionamiento automático de los pensamientos. Porque los vemos, los vamos cambiando, y se va reduciendo el malestar que esos pensamientos generan.

 

Mejora la gestión de emociones. Disminuye la ansiedad, depresión y hostilidad. Mejora la actividad y disminuye la fatiga (mas energía y menos cansados)

 

Mejora las relaciones con los demás y tomar mejores decisiones. Hay una dimensión que tiene que ver con el grado de energía que tiene una persona (agradable o desagradable) y en base a eso tomamos decisiones. Hay una zona intermedia donde se despliega la mejor versión de uno mismo. Sin estar demasiado exitado ni demasiado aburrido, ni demasiado alegre ni demasiado bajoneado. La práctica de mindfulness nos lleva a esa zona. 

 

En chino, Mindfulness tiene que ver con la idea de presencia y la de corazón. Es cuando una persona esta presente de corazón. Es fácil de decir pero requiere de entrenamiento.

 

3 habilidades a ensayar:

  • Una es tener la intensión, porque el cerebro tiende a irse, o sea cultivar estar mas presente.
  • La segunda es cultivar la actitud de amabilidad ante uno mismo y ante la vida. Porque muchas veces nos enfrentamos con la realidad y queremos luchar para que cambie. No podemos cambiarla, pero podemos cambiar nosotros en esa experiencia.
  • Y la tercera es estar conscientes en la experiencia. La experiencia en el cuerpo y la experiencia de estar presente. Lo que ayuda es recordar el cuerpo y sentir el cuerpo. Eso se logra con la práctica.

  

El bienestar que nace de esta practica son unos circuitos del cerebro que tienen la capacidad neuroplastica y se convierten una forma de crear bienestar interior. Y eso afecta otros aspectos de bienestar como la resiliencia. Para ser resilientes debemos ser conscientes.

 

Podemos empezar a cambiar la queja, la preocupación. Porque notamos la diferencia entre observar la sensación en el cuerpo de la preocupación o queja y la sensación en el cuerpo de la aceptación, relajación, etc. presencia, paz.